Frutería Online: Conoce Efecto Fruta. Tu frutería de confianza online.

Selector estética Efecto Fruta  
Newsletters
Suscríbete y recibirás información saludable y de calidad en tu correo (Prometemos no enviarte SPAM!!)
He leído y acepto las condiciones y la política de privacidad

Las campanadas de Nochevieja ¿Por qué uvas y no alcachofas?

Compartir Google Plus
 
 
Las tradiciones, esas pautas o comportamientos que compartimos de generación en generación porque son consideradas como dignas de perdurar en el tiempo. Algunas te pueden resultar más o menos absurdas, incluso ofensivas, pero sus orígenes no suelen dejar a nadie indiferente. A menudo llevamos a cabo estos ritos sin pararnos a pensar en qué momento se decidió empezar a hacer algo así y si realmente tenía algún sentido en su día. Lo normal es que tengan una raíz más digna y valiosa que quede reducida a una acción con poco sentido en la actualidad. Una de las más generalizadas en España es tomar las doce uvas en Nochevieja, un hábito que no hiere a nadie, excepto a los que odian las pepitas y que tiene una procedencia alejada de la actual. 
 
A pesar de que hubo un antes y un después en España para comenzar a consumir las uvas, tradicionalmente ya estaban consideradas como símbolos positivos. En el caso de los romanos, el propio Baco (o Dioniso para los griegos), era considerado el Dios de la fertilidad y el vino. Siendo representado a menudo con racimos de uvas, que quedaron impregnadas con ese aura de placer, alegría y despreocupación que lo rodeaban. Aunque muchas de estas emociones están también vinculadas a las bebidas espirituosas que, en definitiva, también son producto de la uva si hablamos del vino. 
 
Si avanzamos en el tiempo y nos ubicamos ya en casa, existe la teoría de que en el Madrid de 1808 fue el detonante de las doce uvas. La burguesía española, en una de sus costumbres exclusivas, decidió imitar a las clases altas de Francia. Sus vecinos galos acostumbraban a tomar champán acompañado de uvas durante las fiestas navideñas y nuestra aristocracia no quería ser menos. El problema reside en que mientras unos consumían estos frutos se había prohibido desde el ayuntamiento las fiestas callejeras para el pueblo
 
Los gatos no se quedaron conformes y a modo de protesta y con un tono de burla decidieron reunirse en la Puerta del Sol a escuchar las campanadas del reloj de comienzo de año y comer uvas. Lo que comenzó como un mensaje burlesco hacia las clases elevadas fue perdurando en el tiempo, durante un periodo en forma irónica y, finalmente, se extendió por todo el territorio nacional como una costumbre más que pretende dar buena fortuna a los que las toman. En concreto, una uva por cada mes del año que entra para asegurarte suerte en todos ellos.
 
Existe cierto desacuerdo sobre la causa de las doce uvas debido a un excedente de cosecha que se produjo en Alicante en 1909. Esta teoría desluce un poco el espíritu revolucionario de la anterior y reduce la tradición a algo mucho más banal pero también con lo que estamos más familiarizados en las fiestas actuales: Una campaña de marketing. Desde las productoras se habría intentado dar salida al producto potenciando su venta con el valor añadido de la buena suerte. Se consideró un éxito, promoviendo la venta de paquetes de doce uvas ya preparados para la noche.
 
Sin embargo, es posible que estos vendedores se sumaran a la creencia establecida más de cien años atrás para granjearse buenos resultados. De este modo, se le da un punto de origen y luego se masifica gracias a la moda impuesta por las compras a estos agricultores.
 
Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  
Espera un momento, por favor

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: FRESHQUISITO S.L.

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.
Envío de tu pedido y seguimiento del mismo. Al registrarte solicitamos que indiques una contraseña para que tú mismo puedas gestionar tus datos y realizar el seguimiento de tus pedidos.

Datos tratados: Compra: Datos identificativos, dirección postal / mail. Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.
Tus datos identificativos (nombre y apellidos) y datos de contacto (Dirección, teléfono, mail) serán facilitados a la agencia de transporte

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

Periodo conservación: Al realizar una compra estamos obligados a conservar la factura y tus datos durante 5 años. Si te has registrado, pero no has realizado ninguna compra, puedes solicitarnos eliminar toda tu información.

CERRAR